La denuncia contra la ablación vino del desierto

Neermen tenía 13 años. Murió la semana pasada en el Delta del Nilo después de que le practicaran la ablación, la tortura silenciosa que recorre el continente. El país de Neermen, Egipto, fue uno de los primeros en prohibir esta práctica, gracias, en parte, a la presión de Occidente. Allí, una mujer fue una de las primeras en denunciarla.

Waris Dirie era una niña del desierto de Somalia. Con cinco años, su madre la llevó a algún lugar en medio del desierto con una partera, la mujer del poblado que realizaba las circunsiciones femeninas. Después de la ‘operación’, que para su madre, como para muchas madres, era necesaria para que su hija fuera pura y pudiera casarse, la dejaron en medio de la nada con las piernas atadas. Despertó de la inconsciencia varios días después y vio como todo lo que le habían quitado de su cuerpo se había convertido en presa de las hienas.

A los 13 años, cuando su padre quiso que se casara con un anciano, se fue. Escapó a Mogadiscio y más tarde llegó a Inglaterra, donde, después de no pocas penurias y al más puro estilo Hollywood, el fotógrafo Terence Donovan la descubrió como modelo. De ahí, despegó como top model y hasta como chica Bond.

Con los años, se decidió a contar su drama y vocearlo por el mundo. Se convirtió en Embajadora de la ONU y escribió su biografía, Flor del Desierto (el significado de su nombre), Amanecer en el desierto, donde relata su lucha y el regreso a su país, y Niñas del desierto, tras investigar la ablación en Europa y reivindicar que se considere delito, especialmente en países receptores de inmigración africana. Incluye a España, donde había detectado casos en Cataluña.

El año pasado se estrenó una película basada en su primer libro, Flor del Desierto.

Según la OMS, en el mundo hay alrededor de 140 millones de mujeres a las que se les ha practicado la ablación. En Europa, medio millón la han sufrido o están en situación de amenaza.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Historias y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a La denuncia contra la ablación vino del desierto

  1. luisgui dijo:

    Enhorabuena, me ha encantado

  2. Javier dijo:

    Me encanta el blog. Creo que has elegido un campo interesante y necesario, así que muchas gracias.

  3. Pingback: Una lucha a paso lento | África en portada

  4. Enhorabuena!

    Gracias a este tipo de informaciones es posible crear conciencia y comenzar, poco a poco, a hacer el cambio.

  5. Pingback: Contra la ablación, tolerancia cero | África en portada

  6. Pingback: SOS Somalia: la hambruna de la vergüenza | África en portada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s